Peces









Sistema bentónico o de fondo:
todos aquellos organismos que viven estrechamente ligados con el fondo marino o en torno a él.
Sistema pelágico:aquellos organismos que se desarrollan libremente en el agua, sin que su ciclo de vida se relacione con el fondo de los océanos.


Zona litoral

La zona litoral está constantemente azotada por las olas e influenciada por los cambios de nivel del agua debido a las mareas. Los peces de la zona litoral deben adaptarse a este permanente movimiento del mar; por esto, muchos han desarrollado ventosas, como el pejesapo, que les permite adherirse a las rocas. Se alimentan generalmente de otros habitantes de esta zona, como piures, pulgas de mar, jaibas y algunas algas.

Zona nerítica

La zona nerítica, qu??e se desarrolla sobre la plataforma continental y a continuación de la litoral, es una zona muy rica en especies bentónicas, es decir de peces cuyo hábitat es cercano a los fondos marinos. Numerosas son las especies de peces bentónicos de la zona nerítica, como la merluza y el congrio que tienen un gran valor comercial. Esta zona es de vital importancia para la pesca artesanal y la pesca deportiva, pero también es de las más afectadas por la contaminación marina. En la zona nerítica, otro grupo de peces vive libremente en el agua sin contacto con el fondo; son menos abundantes que los bentónicos en cuanto a número de especies, pero más abundantes en cuanto a cantidad de individuos; se destacan por ser de vida corta, rápido crecimiento y alta fecundidad. Entre los peces pelágicos de la zona nerítica destacan la anchoveta y el jurel. La zona nerítica en Chile, aproximadamente desde Chiloé al norte, está influenciada por la corriente de Humboldt que trae aguas frías, pero en la zona nerítica del archipiélago de Juan Fernández, su influencia ya no está presente. Esto hace que estas islas tengan especies diferentes con características subtropicales, porque sus aguas son más tibias. Allí se encuentra el "borracho pintado" en las cercanías del litoral y, aumentando en profundidad, la cabrilla listada, el pez mariposa, el bacalao de Juan Fernández y la vidriola.

Zona oceánica

Esta zona, la más alejada de la costa, se caracteriza porque en ella va disminuyendo la riqueza biológica en relación a la zona vecina; los peces de la zona oceánica tienen una amplia distribución debido a las migraciones que realizan en busca de alimentos y de reproducción. Son características de esta zona ??el atún y la albacora comúnmente conocido como pez espada. En la zona oceánica profunda, entre 200 a 4.000 metros de profundidad, la penetración de la luz es prácticamente nula y las especies son aún más escasas. En las mayores profundidades marinas, sobre los 4.000 metros se pueden observar especies poco comunes y que han tenido que desarrollar adaptaciones específicas para poder vivir en este lugar, como es por ejemplo la fosforescencia debido a la ausencia de luz. Entre los peces abisales se conoce la culebra de mar. Los mares cercanos al continente antártico tienen condiciones semejantes a las grandes profundidades por sus bajas temperaturas y su escasa luminosidad. Sus aguas albergan especies propias de estas latitudes, como el bacalao antártico y el pez llamado trama de Ross que son grandes consumidores de krill, pequeño crustáceo que sirve de alimento a muchas especies antárticas.

Los peces de agua dulce

La mayor parte de los peces viven en los océanos, pero también hay peces de agua dulce, en lagos, lagunas y ríos. En los lagos también hay diferencias entre las especies que viven en las profundidades o en las cercanías de las riberas. Lagos, lagunas y ríos son ambientes propicios para la vida de varias especies de peces. Entre los peces más comunes de aguas corrientes, se cuenta el pejerrey de río o cauque, que habita entre el río Maipo y las cercanías de Osorno. La peladilla o angula se encuentra en ríos y lagos desde Coquimbo hasta el extremo sur; la pocha del sur se extiende en ríos y lagos entre Valdivia y Puerto Montt. Aunque hay muchas especies nativas de agua dulce, un gran número ha sido introducido. Entre éstas destaca la trucha arcoiris que a principios del siglo XX se introdujo junto con la trucha café, las que se han adaptado a las aguas frías de ríos y lagos. La trucha es uno de los atractivos de los pescadores deportivos. Otras especies introducidas son el salmón del Pacífico y el salmón del Atlántico.