Ascensor Reina Victoria. Valparaíso





Inaugurado en el año 1902, el Ascensor Reina Victoria está inserto en las faldas del cerro Bellavista, llegando por una calle secundaria que finaliza en la Plaza Aníbal Pinto, en pleno plan de Valparaíso.

El acceso se encuentra al ir subiendo por calle Elías, donde se muestra toda la envergadura de este ascensor, desde su estación inferior, su recorrido, y hasta su punto culmine.Su estación inferior es a través de una gran abertura, que integra al ascensor con el espacio urbano que lo acoge, con una estructura arquitectónica que se relaciona bien con su entorno, por los materiales y colores que utiliza.

La estación constituye un punto de gran valor urbanístico pues se encuentra justo en el quiebre de dirección que hace la calle Elías, destacando su posición antes de dar paso al acceso a la Plaza Aníbal Pinto.

A su vez, junto a ella se encuentra una escalera que conduce al Cerro Concepción.En su parte alta, el Ascensor Reina Victoria remata en una plaza que nace a partir de la propia estación superior del ascensor, con juegos infantiles, asientos y luminarias recientemente remodelados, y que a través de un puente se comunica con el atractivo paseo Dimalow, el que posee una expresión arquitectónica de principios de siglo.

Este conjunto de viviendas, que rodean el punto alto del ascensor, constituye una zona histórica de gran valor patrimonial, donde inmigrantes ingleses y alemanes dejaron la impronta estilística de su época.

Todo este conjunto se inserta dentro del Paseo Dimalow, que finaliza en el contiguo cerro Concepción, produciéndose un circuito de recorrido muy atractivo entre el Ascensor Reina Victoria y el Ascensor Concepción, con acceso a zonas de interés turístico, tales como el Paseo de los 14 Asientos, las iglesias Anglicana y Luterana y los Paseos Atkinson y Gervasoni.

El largo total de la trama vertical es de 40 mts. y llega a una cota de 30 mts de altura. Posee un pendiente de 57° grados y una capacidad para 10 personas. Su rieles están apoyados en el mismo cerro, afianzados por medio de durmientes.

Por su parte, en su recorrido se asoma la bajada desde el cerro de la calle Elías hasta la Plaza Aníbal Pinto, y sus estaciones, bien delimitadas, están totalmente despegadas de las viviendas contiguas, al igual que los rieles que corren libre por la trama vertical del cerro.