Batalla de El Roble



Luego del sitio de Chillán, las tropas patriotas al mando del General en Jefe, José Miguel Carrera y del, por entonces, Coronel Bernardo O'Higgins, se guarecieron en el paso de El Roble, en el río Itata la tarde del 16 de octubre de 1813. En total, eran 800 soldados de las tres armas. Pasaron al reposo en la ribera sur, con la intención de cruzar el obstáculo en la mañana del día siguiente y se extremaron las medidas de seguridad contra una posible sorpresa de los guerrilleros realistas. Estos se dejaban ver peligrosamente desde todas las direcciones.

Con las primeras luces del alba, los patriotas fueron sorprendidos por una columna enemiga de unos 350 hombres, con 2 cañones de montaña, bajo las órdenes del guerrillero Juan Olate. A pesar de la confusión general que se produjera en el primer momento, la guardia y centinelas, junto con una fracción de infantería, se adelantaron a contener al adversario. El Capitán del Húsares Joaquín Prieto reforzó la guardia de prevención, coronó un cerrillo y emplazó un cañón de artillería. Pronto se les unió el Capitán Diego José Benavente, con un grupo de combatientes dispersos y media hora más tarde lo hacía el Coronel Bernardo O'Higgins con 150 hombres más. Herido en una pierna, se negó a ser retirado de la línea de fuego y, aunque movilizado por el accidente, desde su puesto contuvo los heridos leves que retrocedían y en ningún momento dejó de animar a la tropa que lo rodeaba. Los patriotas, liderados por el Capitán Prieto, rechazaron con fuerza la embestida realista, que tuvo que refugiarse en las alturas que tenían a sus espaldas. Poco después apareció el Teniente del Dragones Ramón Freire. Este feliz suceso y el agotamiento de las municiones, obligó a las tropas adversarias a disponer la retirada.

En el parte oficial elevado al Gobierno, el General en Jefe expresaba: "No puedo dejar en silencio el justo elogio que tan dignamente se merece el citado O'Higgins, a quien debe contar V.E. como el primer soldado capaz en sí solo de reconcentrar y unir heroicamente el mérito de las glorias y triunfos del Estado chileno".