Alpaca




Este animal no existe en estado salvaje, al igual que la Llama, es una especie doméstica creada por la interferencia del hombre.

Algunos científicos estiman que es una raza del Guanaco, otros reconocen la posibilidad que provenga de una especie propia. No se sabe cual civilización implementó la cría de la Alpaca, sólo que fue mucho antes que los españoles llegaran a las Américas, bueno mucho antes de los Incas también.

Mientras que en la Llama se favorecía su resistencia como animal de carga, en la Alpaca era su lana el principal interés. Es el más selectivo en su alimentación, pastoreando sólo en los bofedales.

La cabeza de la alpaca es más pequeña que la de la llama, y además presenta un mechón o copete característico que cubre hasta los ojos. Los ojos son redondeados, grandes y salientes: las orejas pequeñas y salientes. El cuerpo es más curvilíneo que el de la llama y de menor tamaño.

Las fibras de esta especie tienen un diámetro de 26 a 28 micras, y un largo de 9 a 14 cm. aproximadamente. Rinde hasta 5 Kg. con esquila cada 2 años. Su textura es delgada y sedosa, la más usada en textiles de calidad.

En los rebaños no existe un macho dominante, más bien se da la constante disputa por la hegemonía sobre las hembras y su jerarquía en el rebaño. Las alpacas tienen un grado de gestación cercano a los 345 días, y una pubertad que ocurre al año.

Vistas:


Vistas:


Vistas 3: