La estampa de la mala suerte: Presidente Pedro Montt


Pedro Montt fue un mandatario que gobernó Chile entre 1906 y 1910 y su gobierno estuvo marcado por una conjunción de sucesos políticos y sociales negativos. Era el hijo mayor del Presidente Manuel Montt Torres y de Rosario Montt Goyenechea. Heredó de su progenitor un aspecto hosco y un carácter opaco y sin brillo.

Joaquín Edwards Bello -Cronista chileno- lo describe como un Presidente triste, con cara de sepulturero, de figura algo tétrica y que, con anteojos y sombrero de paja negros, parecía un auténtico cochero de pompas fúnebres. Era la estampa de la mala suerte.

Montt triunfó por abrumadora mayoría sobre la candidatura de Fernando Lazcano Echaurren, el 25 de junio de 1906. Sin embargo, el 16 de agosto, dos meses posteriores a su elección, Chile vivió uno de los terremotos más angustiosos que haya azotado el territorio nacional. El epicentro fue en Valparaíso, y según los informes, 3000 personas habrían fallecidos. Valparaíso fue declarado en estado de sitio, y para controlar los robos y desordenes, ordenaron fusilar y exhibir cuerpos de al menos 15 delincuentes. Con el tiempo se descubrió que varios de ellos no tenían que ver con los actos delictivos. 


Los fusilados fueron exhibidos públicamente en Valparaíso 

En diciembre de 1907 la tropa del general Roberto Silva Renard disparó sobre miles de obreros salitreros, con terrible pérdida de vidas, lo que hasta el día de hoy constituye una de las páginas más vergonzosas de nuestra historia. Acto conocido como la Matanza de la Escuela Santa María de Iquique. Murieron entre 2200 y 3600 personas, entre ellos peruanos y bolivianos. Las ordenes de actuar fuerte sobre los manifestantes procedió del propio Montt.
Cuerpos llevados a fosas comunes luego de la matanza en Iquique 


Para colmo de males, eligió como esposa a Sara del Campo, una dama que era totalmente opuesta a él: Imponente, de expresiva y sugerente belleza, toda chispa y vivacidad, le llevaba veinte años de diferencia, y era de temperamento indomable.


Se murmuraba que ella, la Primera Dama, era “Demasiada carne para tan poco hueso”; de sólo treinta y tres años frente a los sesenta y tantos del Presidente.

Tropas controlando a los últimos manifestantes
El gobierno de Montt vivió constantes huelgas, una de las más emblemática fue Huelga de la Carne. Chile entre 1903 y 1907  vivió una altísima inflasión, los porotos tuvieron un 36% de aumento de precio, el trigo un 110% y la carne hasta un 125%, lo que provocaría esta huelga por la carne, producto primario para los habitantes en esos años. La huelga provocó el primer desborde social violento en la capital, puesto que la ausencia de la guarnición militar de Santiago dejó la ciudad a merced de los manifestantes durante dos días.


El presidente estaba enfermo de arteriosclerosis y arritmia cardíaca, enfermedades que cada día se iban agravando. En 1902, fue a Río Bueno a consultar por ayuda al Padre Tadeo de Wiesent, famoso por su sistema de sanación hidroterápico, pero se guió solamente por lo que le dijeron sus médicos, haciendo caso omiso a los consejos de Tadeo, y por esta razón, el 16 de julio de 1910, el presidente se embarcó hacia Alemania, junto a su mujer y su médico, esperando que los médicos alemanes pudieran conferirle una mejoría. Dejó a cargo, como vicepresidente de la república, a Elías Fernández Albano. Su barco llegó a Panamá y de allí tomaron un barco a Nueva York, y desde allí tomaron otro a Alemania. El viaje fue muy cansador y debilitó las últimas fuerzas del presidente.

Llegó a Bremen el 16 de agosto. Se alojaron él y su corta comitiva en un hotel. Cerca de la medianoche falleció, siendo causas probables de su deceso un ataque cardíaco o un derrame cerebral. El 25 de agosto se realizó una ceremonia fúnebre en la Catedral Metropolitana a la cual asistió el vicepresidente Elías Fernández Albano. Se señala que Fernández contrajo un resfrío durante dicha ceremonia.

Sin terminar su período presidencial, Pedro Montt fallece en Alemania.



Fernández Albano queda como presidente. Pero a raíz de un resfrío fallece el mismo año que Montt. Chile queda sin presidente en plena celebración del Centenario de Chile.

Pedro Montt Montt, la estampa de la Mala Suerte 

Fuente: https://diarioeldia.cl/columna/un-presidente-mala-suerte
http://www.memoriachilena.cl/602/w3-article-96190.html