Curiñanco. Valdivia




Se ubica a 25 kms. al noroeste de Valdivia, en Niebla.

Extensa playa de arena, aproximadamnete 3.500 metros de extensión, bordeada por una meseta de 30 a 40 metros de altura, sobre la cual se ubica el caserío de Curiñanco.

El lugar es apto para la pesca deportiva y baños de sol.

La playa se extiende entre el morro Bonifacio y la Punta Calfuco.

Agua: Salobre, de color azul variable, transparente, con una temperatura que en verano alcanza a los 15ºC.

Oleaje: en verano de mediana a fuerte intensidad, utilizable para el baño, pero con grandes precauciones.

Temperatura ambiental: Media aproximada en verano 15ºC., media aproximada anual 12ºC.

Lluvias: Aproximada en verano 220 mm y anual 2.300 mm.

Arena: Fina y de color gris claro.

Pendiente: de mediana a fuerte.

Vistas:


Flora y Fauna marina: especies nativas del litoral marítimo de la zona (gaviotas, choritos, peces, etc.)

Vegetación circundante: quebrada detrás de la playa de 30 a 40 metros, arbustos y arena, meseta, parderas, cerros posteriores con bosque nativo explotado y renovado (olivillos, ulmo, myrtaceas).

Al norte de Valdivia, la cordillera de la Costa cae al mar en abruptos acantilados cubiertos por bosques de olivillos, y los roqueríos de la zona están poblados por lobos marinos y nutrias de mar. Uno de los mejores sitios para instalarse a disfrutar de los encantos de esta costa sureña es Curiñanco, una extensa playa de casi cinco kilómetros de largo donde antiguamente habitaba el grupo étnico mapuche de los lafquenches, o gente de la costa.
Ubicada a 35 kilómetros al norte de Valdivia por un camino que bordea el mar, hace años que la playa de Curiñanco es famosa por la pesca deportiva de la corvina. Últimamente, los habitantes de esta localidad, en su mayoría agricultores y pescadores descendientes de los mapuches, se han empeñado en rescatar sus raíces culturales y ahora organizan festivales costumbristas y muestras gastronómicas que atraen a un buen número de turistas en los meses de verano. Algunos pobladores acondicionaron sus casas para alojar a los visitantes y cocinarles delicias locales como el caldillo de camarones de tierra. Para estar en pleno contacto con la naturaleza, la mejor opción es pernoctar en la reserva eco turística Mallacán. Aunque a futuro está proyectada como un complejo turístico de mayor envergadura en una reserva de cinco hectáreas, por el momento se trata de un apacible parque privado atravesado por un estero que cuenta con tres cabañas y doce bien aperados sitios de camping.
Agua: Salobre, de color azul variable, transparente, con una temperatura que en verano alcanza a los 15ºC.

Oleaje: en verano de mediana a fuerte intensidad, utilizable para el baño, pero con grandes precauciones.
Temperatura ambiental: Media aproximada en verano 15ºC., media aproximada anual 12ºC.
Lluvias: Aproximada en verano 220 mm y anual 2.300 mm.
Arena: Fina y de color gris claro.
Pendiente: de mediana a fuerte.
Flora y Fauna marina: especies nativas del litoral marítimo de la zona (gaviotas, choritos, peces, etc.)
Vegetación circundante: quebrada detrás de la playa de 30 a 40 metros, arbustos y arena, meseta, parderas, cerros posteriores con bosque nativo explotado y renovado (olivillos, ulmo, myrtaceas).

Vistas2: