Matilla


La Iglesia de Matilla fue levantada en adobe a fines del siglo XVIII, conjuntamente con un campanario aislado del cuerpo de la iglesia. La construcción original tenía un marcado acento barroco. En mayo de 1878 un violento terremoto destruyó la iglesia. Fue reconstruida en 1887 sobre su misma planta. Su fachada es de estilo neoclásico. En el interior de la Iglesia destaca un retablo de albañilería, que se supone es el original de la antigua iglesia, y que presenta una composición de gran belleza. El sólido campanario es el del templo original. Tiene capacidad para contener ocho campanas.
El Templo de planta cuadrada y dos cuerpos, fue construido con bloques pequeños de cal, tiza y bórax. La alta cúpula y el campanario blancos son los hitos que, desde lejos en el desierto, anuncian la presencia del oasis y su caserío.

El pueblo de Matilla ha logrado hasta ahora conservar un ambiente de tradicional. Las casas simples, con corredores exteriores para tamizar la intensa luz, se agrupan alrededor de la iglesia. En la iglesia existe una reproducción de la última cena de Cristo, a escala natural.

Vistas: