El Barco. Maitencillo





es una pequeña y tranquila playa, de difícil acceso eso si, pero que vale la pena conocer. Ideal para practicar el nudismo. Está rodeada de altos acantilados y roqueríos a ambos lados de la playa. En el lado norte hay una gran piedra plana (el barco) a la cual se llega, si no sufre de vértigo, atravesando un improvisado puente.