Rocas de Santo Domingo



ROCAS DE SANTO DOMINGO
Balneario ubicado en un promontorio cubierto de árboles, en la ribera sur de la esembocadura del rio Maipo y abierto a un amplio horizonte de mar, que va desde la Punta de Toro en el sur hasta el Puerto de San Antonio. Es uno de los balnearios más exclusivos del litoral central, con una moderna urbanización cuyo trazado sigue la topografía del terreno.
Consta de grandes casas de veraneo, cuidados jardines, además de calles y plazas arboladas. A diferencia de otros balnearios, Rocas de Santo Domingo es muy tranquilo y su actividad se centra en su playa, en su Club de Gok, en el colegio People Help People, centro del quehacer cultural de la comuna, dentro de sus mansiones, en caminatas por las calles arboladas y parques y, al atardecer, en el roquerlo La Puntilla, donde se encuentra la milenaria Piedra del Sol o Intihuatana, formando terrazas naturales con vista al mar y a hermosas puestas del sol.
Su nombre proviene de sus primeros propietarios, durante la colonia, la orden de Los Dominicos.
El origen del balneario es reciente y singular. Donde sólo habían dunas, cardos y conejos, los empresarios Carlos Cariola y Ernesto Bozo formaron una sociedad inmobiliaria destinada a la venta del mayor balneario de la costa.
Considerando los diferentes proyectos de reciente realización en aquella época, Bozo y Cariola, por razones de topografía y clima, optaron por estudiar la aplicación del balneario tipo californiano, escogiéndose como modelo el de Palos Verdes, en el litoral de Los Angeles,
California Estados Unidos de Norteamérica. Se realizó un concurso nacional de arquitectura para
planificar su trazado, ganándolo los arquitectos Smith Solar y Smith Miller quienes se encargaron del desarrollo arquitectónico y urbanlsticc del balneario; se plantaron bosques y árboles de ornamento, los que se regaron durante muchos años con furdes de agua arrastrados por bueyes.
En 1942 se ofrecieron a la venta los primeros 1000 sitios de 1000m2 cada uno, los que pronto fueron edificados con las grandes mansiones y jardines que hoy se conservan.
La elección de los nombres de las calles fue encomendada al escritor español José Maria Souviron, evitando así la propensión a nombres personales, salvo el caso de la Av. Griselda, en memoria de doña Griselda Vera Chacón, última heredera particular.
Los pioneros de Santo Domingo realizaron grandes obras como obtener la independencia comunal un día 21 de enero de 1946, crear el Club de Golf, más tarde el Club de Jardines y se preocupan, aún
hoy, del incremento y protección de áreas verdes y espacios públicos, cuidando de mantener siempre un tránsito vehicular acorde con la quietud del balneario.
Modernos condominios han venido a complementar el hermosos panorama en Santo Domingo; en plena Gran Avenida del Mar se levanta el moderno Paseo del Mar; dos edificios de 27 departamentos
rodeados de 12.000 mts. de hermosos jardines frente al mar, en el corazón de la playa de Rocas, amplio salón de eventos, piscinas, estacionamiento para visitas, control de ingreso central
las 24 horas.